Josep Mª. de Sucre, 1958


Su inédito interés de mensaje se circunscribe a seguir dentro de su órbita lo que en otros se desharía en elocuencia suntuosa sin proyección de lo que precisamente singulariza el carácter del artista. Es concreto y cuando pinta corta el paso a la facilidad de la pincelada, cuando precisamente en él lo que realmente cuenta es el servicio del valor plástico de la pintura. La mente regular, la totalidad de los cuadros, todo cuanto sea chillón no casa con la idiosincrasia del pintor



Instituto Francés (Barcelona)
Casa de Goya (Bordeos)
Catalogo de la exposición, mayo de 1958